El Proyecto VERTIDO ZERO 2020 , es un proceso sostenible de tratamiento del agua residual generada en las viviendas aisladas, edificios comunitarios o edificios de servicios, que se busca recuperar y valorizar la producción de residuos.

El “vertido cero” se consigue utilizando una combinación de técnicas y procesos ya existentes que permiten la reutilización de la totalidad de las aguas residuales con un doble objetivo:

1.Reducir al máximo el consumo de agua de red

2.Minimizar la cantidad de residuos que deben ser gestionados externamente.

3.Dar valor añadido a los vertidos

 

 

Nuevo Concepto de EDAR como MINI FACTORÍA. Las aguas residuales son la materia prima a partir de la que se producirá agua regenerada , para los siguientes usos:

  • Descarga el los inodoros y lavadoras en el propio edificio.
  • Riego en un huerto urbanos y/o invernadero propio de la EDAR.
  • Jardines públicos y privados de terceros.
  • Riego en fachadas verde en el propio edificio.
  • Baldeo de áreas exteriores urbanizadas propios o externos

Este nuevo sistema combina las últimas tecnologías en el tratamiento de aguas residuales por humedales, con en el sistema FBA «Flow Bed Aeration“ como etapa principal del tratamiento.

Objetivo : descarga cero.

Ventajas: Tratar las aguas residuales en el lugar donde se producen creando en el mismo lugar un área verde donde podrán tener un jardín, cobertura del suelo o tal vez un huerto en la azotea del edificio.

Estas viviendas y edificios estarán alineados con la economía circular y las políticas de sostenibilidad.

Evitarán las emisiones de aguas residuales y lodos contaminantes además de reducir las emisiones de efecto invernadero.

Estos edificios reducirán el impacto de sus usuarios en el cambio climático porque permitirá reducir su huella de carbono. Ello contribuirá a la resiliencia al cambio climático, contribuyendo a la autosuficiencia de la construcción sin necesidad de costosas infraestructuras de urbanización.

Así mismo, evitaremos aumentar el costo de enviar las aguas residuales a la planta de tratamiento.

Involucrará las últimas tecnologías en el tratamiento del agua a través de humedales, el empleo de energías renovables y el empleo de la domótica.

En el concepto general del edificio, integrará una planta sostenible de tratamiento de aguas residuales como parte de sus instalaciones, trabajando automáticamente casi sin costos co  mínimas necesidades de mantenimiento.

El resultado será un sistema que permitirá construir nuevos edificios que no solo no consuman agua, sino que también mejorará la calidad de vida de los usuarios y la apariencia y la biodiversidad en los entornos habitados.