Aplicaciones

No hemos inventado nada en Ecolagunas. En realidad, una vez más, nos servimos de la naturaleza para sacar ventaja de ello. Los humedales son los llamados “riñones del planeta”, ya que cumplen una función primordial en cuanto a eliminar excesos de nutrientes presentes en el agua. De hecho, eran las únicas depuradoras existentes hasta pocos años después de la Revolución industrial.

Nosotros sólo hemos tomado el ejemplo y gracias a la investigación y el desarrollo, hoy creamos humedales artificiales que cumplen la misma función pero con parámetros controlados y de forma segura.

Si tienes interés en saber qué es un humedal y como funciona, te lo contamos en nuestro blog. Dicho esto, ¿cuales son las aplicaciones?

Aplicaciones:

Los humedales artificiales que proyectamos en Ecolagunas tienen hoy muchas aplicaciones:

-Aguas residuales urbanas procedentes desde viviendas unifamiliares aisladas, hasta campings u hoteles, pasando por poblaciones de hasta 10.000 habitantes equivalentes (Si quieres saber que és un habitante equivalente y otros términos utilizados habitualmente en nuestro campo de trabajo, écha un vistazo a nuestro glosario).

-Aguas residuales industriales, tanto de polígonos como de industrias independientes y otras asimilables como aguas procedentes de estaciones de servicio, puertos o aeropuertos, etc.

-Aguas procedentes de actividades agroganaderas, incluyendo los purines porcinos. Se refiere en este caso a las aguas de lavado y desinfección y otras utilizadas en actividades agrícolas o ganaderas.

-Aguas procedentes de industrias específicas que la utilicen directa o indirectamente en su proceso productivo. Se incluyen las fábricas de cerveza, de productos lácteos, bodegas, etc.